El Botafumeiro

Al inicio de la Misa, y como especial bienvenida a los fieles, se lee una lista de los peregrinos que llegaron a Santiago y que pasaron por la Oficina del Peregrino en las últimas 24 horas. Esta lectura menciona los puntos de partida de su peregrinaje y las nacionalidades o provincias de donde proceden.

La Catedral de Santiago de Compostela cuenta con un vasto patrimonio material e inmaterial que no pasa desapercibido para los visitantes. El Sepulcro del Apóstol Santiago o en el exterior, sus hermosas fachadas, son buenos ejemplos del esplendor de Santiago, pero hay muchos más.

Aquí te proponemos hablar de uno de los grandes símbolos de la Catedral, Botafumeiro. Está suspendido a una altura de veinte metros, puede alcanzar los sesenta y ocho kilómetros por hora, pesa unos cincuenta y tres kilogramos y mide cinco pies. Se desplaza desde la cúpula central de la catedral, donde está suspendida, mediante un complejo sistema de poleas, hacia las naves laterales. Para esparcir el incienso se necesitan ocho hombres, a estos se les conoce como “tiraboleiros”. Su olor tiene un significado simbólico vinculado a la oración y la purificación espiritual: "Que mi oración suba a ti como ofrenda de incienso" (Salmo 141: 2).

En cuanto a su historia, la primera alusión a este enorme incensario aparece en una nota marginal del siglo XIV del Codex Calistino, donde se le denomina “Turibulum magnum”. A lo largo de la historia ha habido varios botafumeiros y, en sus orígenes, su funcionamiento no era tan perfecto como ahora.

Botafumeiro se pone en marcha durante el servicio de misas, justo después de la comunión, cuando los órganos de la catedral tocan el himno del Apóstol Santiago, iniciando su espectacular recorrido frente al altar mayor. Suele funcionar durante las ceremonias principales, además de todos los viernes del año (excepto el Viernes Santo), durante la misa de las 19:30 horas, como homenaje de Santiago al peregrino. No obstante, antes de realizar una visita, es recomendable consultar los horarios en la web de la Catedral (http: // c Catedraldesantiago.es/), ya que hay cambios con cierta frecuencia.

Deixe o seu comentário